Cambios en el Interior

08:44 hrs.   //   by Emily Garrett Peña   //   Blog  //  No Comments

“Antes, no conocía a Dios como lo conozco ahora: de una manera más profunda y personal.”

Esta mamita se secaba las lágrimas después de ofrecer su oración sincera. Ella todavía lucha con las drogas, todavía vive en muy malas circunstancias, todavía pasa sus días cuidando carros por unas monedas por hora. Sus años de contacto con Formando Vidas no han producido cambios externos notables.

Pero ha visto a sus tres hijos crecer sanos y felices. Llega cada mes a la visita de padres para ver a la menor (que ya es una adolescente), en una bicicleta roja que su hijo le dio (él acaba de terminar una carrera técnica). ¿Y la mayor? Llama con frecuencia, aunque vive en el exterior, con su esposo.

4 de Julio 086

Estos padres, a pesar de sus circunstancias difíciles, siempre llegan con una sonrisa, un abrazo o un apretón de manos, y a menudo con un anécdota humorosa para compartir. El tiempo de reflexión en la visita hoy nos permitió ver algunos sucesos buenos y malos del año y orar por nosotros y los demás en nuestras mesas. ¡Ella no mencionó ni un evento malo! ¡Y los puntos positivos de su marido sobrepasaron los malos!

Es un honor conocerlos y compartir nuestros gozos y luchas alrededor de una simple mesa de comedor. Tal vez no hayamos logrado grandes cambios físicos en sus vidas, pero se dirigieron a Dios como “Papito” en sus oraciones directas, llenas de fe. Los cambios internos superan lo externo.

Sus vidas han sido transformadas, para siempre.

Johana with her biological family/Johana con su familia biológica

Comments are closed.